ARTESANIA

UN ARTESANO SANANTONINO


Hasta ahora nos hemos preocupado de investigar en la pintura, música y literatura en general. Hemos ido al rescate de sus cultores que con mucho sacrificio mantienen flameando en lo más alto del mesana la bandera de la cultura y el arte de San Antonio, y es por ello que esta vez quiero darles a conocer a otro artista, de una manifestación que tiene muchos y excelentes devotos en nuestro litoral, me refiero a la artesanía y en especial a la ORFEBRERÍA.

Del orfebre que voy hablar, puedo decir muchas cosas porque lo conozco desde hace años y, permanentemente, he podido ir apreciando su desarrollo, evolución y crecimiento, como persona y como artista, hasta ser ahora, y en forma autodidacta total, uno, o el más referente de este arte en nuestro puerto.

La naturaleza constantemente nos esta entregando piedras y minerales que las grandes empresas y consorcios internacionales sobre explotan y se llevan de nuestro país en su estado natural y casi regalado para regresarlos manufacturados y a precios prohibitivos.
Con las migajas o residuos muchos trabajan creando algún tipo de arte, y entre todos ellos destaca ANTONIO ORTIZ VERA, el archiconocido 'Toño', personaje imponente con su canosa barba y crespa melena, ciudadano del mundo y reflejo de otro ser, que quizás vivió en el pasado o viva en el futuro pero siempre marcando en el presente un sendero brillante con los mensajes de su arte y con su filosofía cercana al ZEN y con la cual logra transportar todos sus sentimientos a cada pieza que acrisola. Para ello se vale de metales nobles y un sinnúmero de piedras, desde las más conocidas y comunes hasta las gemas más delicadas y escasas para extender su espíritu y desarrollar lapidando ilusiones y amor con su excelso arte.

Sus manos en forma diestra dan formas reales a las más caras ilusionares oníricas que emanan de su mente, y para ello no utiliza ni fuerza los materiales... ¡los invita a incorporarse!, a ser parte de cada nuevo universo que el va creando, dándoles vida y ritmo para entonar la bella melodía que canta a la madre naturaleza.

Toño es músicopoetapintorfilósofobailarinartesanoorfebre, amalgamado en un sólo elemento capaz de forjar en cada pieza 'Mandalas' que nos sumen en meditación profunda y nos hacen escuchar la música, la poesía y la danza sincronizada del universo y, gracias a su hermosura, uno jamás se pierde; donde todo nos parece rebosante de vida que hasta lo mundano se refleja como pavo real haciendo que los rayos del tiempo se esfumen y su radiación quede brillando en el silencio de un torbellino lleno de imágenes en dónde cada cual se regocija en esos rayos.

Sus trabajos ya están dando la vuelta al mundo y han ingresado antes que nuestro país a la APEC, al ser desde hace bastante tiempo solicitados y enviados a países de Asia y del Pacífico; pero a pesar de todo este éxito, Toño demuestra humildad, consecuencia, solidaridad y generosidad al no escatimar voluntad en enseñar su arte a quien se interese en ello.

Al hablar con él y por su apariencia, uno cree que es 'hippie' desfasado en el tiempo, pero no, nos sorprende su filosofía simple de la vida y bastante profunda: "No somos nadie. Hemos nacido como un nadie. El nombre y la forma está sólo en la superficie, pero en lo profundo somos un espacio enorme". Nos dice y agrega luego: " Cuando intentas ser alguien, no puedes amar. ¡Es imposible! Porque primero tienes que satisfacer tu ambición, y tendrás que sacrificarlo todo por ello y continuarás sacrificando el amor. Basta con que mires a la gente ambiciosa - si están tras el dinero, siempre pospondrán el amor, y el amor es una relajación y ellos están corriendo detrás de algo que conseguir -una meta. Quizás es el dinero, quizás el poder, el prestigio. ¿Pero cómo van a conseguir amar ahora? No pueden estar aquí y ahora - y el amor es un fenómeno de aquí y ahora. El amor sólo existe en el presente, la ambición existe en el futuro, así que el amor y la ambición nunca se encuentran". Y luego dice en forma relajada para concluir luego: "Abandona todas tus ideas, si quieres ser un poema, un éxtasis, entonces olvídate de la utilidad. Permanece fiel a tí mismo. Sé tú mismo. Los hippies tenían un dicho: "Vete a lo tuyo". Yo te digo: Sé tú mismo y vete a lo tuyo y no te preocupes de nada más. No estás aquí para que te vendan. Así que no pienses en la utilidad, piensa tan sólo en tu dicha. Sé dichoso. Y si algo fluye desde tu dicha, está bien - compártelo, pero no te fuerces a ti mismo a ser algo utilitario. Porque es así como sucede el suicidio. Uno se mata a sí mismo. No seas suicida."

Su local de ventas, el número 12, en el Paseo Bellamar, se ve cercado, más bien agredido, por la bisutería plástica china y taiwanesa, porque las autoridades, pensando más en lo económico que en el arte, ha entregado la mayoría de estos stands a un simple mercantilismo restando espacio a los creadores que son los que dan identidad a los pueblos, dando la razón al poeta William Blake cuando dijo: "Cuando las autoridades vegetan se enfrían las Artes, y el comercio se instala en todos los árboles."

Todo esto va en desmedro de los pocos artesanos que han logrado conseguir allí un espacio donde crean y plasman sus obras, muchas veces con técnicas ancestrales, que ellos defienden y mantienen para no ser devoradas por la mediocridad de estos mercaderes, que en su conjunto, son nocivos para el desarrollo de la creatividad y del arte.

Y así como cada trabajo de Toño es un himno de creación y libertad de expresión, el visitarlo en su local los fines de semana, es sumirse en la cultura y en el arte porque siempre está rodeado de los más variados artistas: músicos, pintores, poetas, ceramistas, escultores, luthiers, actores, artesanos y locos lindos de esa celeste especie a las que cantó Huidobro.

Todos ellos son "novas" que giran en este costanero firmamento y forman una galaxia ausente de todo poder fáctico y nutren del crisol siempre candente del verdadero arte.

Les recomiendo visitarlo, y allí se sentirán felices de caminar por las playas numinosas del verdadero encuentro del arte con el cosmos y el encanto lúdico de la vida.