¿En que está la confianza depositada en las autoridades?
Escribe: Jorge Valdebenito A.

En las elecciones municipales al igual que todas las elecciones, la comunidad concurre a sufragar poniendo en manos de quienes son electos, la credibilidad, el poder y otorga además, la vestimenta de autoridad a quienes son electos. Todo responde a un acto de confianza, donde una parte, el pequeño grupo electo dice y asevera responder a esa confianza otorgada por la voluntad popular que es .la gran mayoría y por la otra parte, existe en el colectivo comunitario, la plena convicción que estas autoridades buscarán incansablemente un desarrollo armónico y ambientalmente sustentable, dado que existe en la inmensa mayoría de los votantes, la plena convicción que dicha autoridad depondrá el interés personal por el colectivo. Que habrá ocurrido con la confianza depositada en estas autoridades? Esa es una respuesta donde usted debe tener claridad, ya que todo lo anterior, se fundamenta en los diferentes caminos que han tomado las autoridades por un lado y la gran parte de las organizaciones sociales y comunidad por otra, es decir, nos encontramos frente a una bifurcación sin un retorno aparente. Con justa razón se pueden enunciar preguntas que por hoy no tienen respuesta, veamos lo siguiente ¿En que está esa confianza depositada en las autoridades? ¿Porqué observamos un movimiento comunitario cada vez más creciente? A mi juicio esto responde a dos fenómenos, por un lado las organizaciones y sociedad en general, han logrado un empoderamiento que los hace forjadores de su propio destino y por el otro, se observa un quiebre profundo en las confianzas depositadas en las autoridades. Esto se refleja en la desconfianza que siente el vecino por ejemplo ante la inminente instalación de estanques de ácido sulfúrico de 40.000 toneladas en la cercanías de calle Angamos o dicho de otra forma, muy cerca de las puertas de sus propios domicilios . Este es un tema que ni siquiera debió estar en discusión, si hubiera existido un interés real de parte de las autoridades democráticamente elegidas, por la calidad de vida de nuestros conciudadanos.

Mirado desde otro punto de vista el mismo conflicto y tomando en consideración lo señalado por el máxima norma establecida como el Plan Regulador Intercomunal del Borde Costero Satélite Sur, aprobado por Resolución Nº31-5 el 27 Febrero 2006 y que involucra a cinco de las seis comuna de la provincia, obviamente dentro de ellas se encuentra San Antonio, dicho instrumento de planificación en su artículo 2.3 indica que “Las disposiciones del Plan Intercomunal deberán cumplirse obligatoriamente en los instrumentos de planificación local tanto de las comunas existentes como de las que puedan crearse a futuro en los territorios comunales existentes . Por otra parte, en su art. 3.9 señala “ Para la aplicación del Plan Intercomunal las actividades económicas y/o productivas de carácter industrial u otras, estarán sujetas a la calificación hecha para estos efectos por el art. 4.14.2 de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, en consideración a los riesgos que su funcionamiento pueda causar a sus trabajadores, vecindario y comunidad. Este último art, deja claramente establecido que” Los establecimientos industriales o de bodegaje serán calificados caso a caso por la Seremi de Salud respectiva, con consideración a los riesgos que su funcionamiento pueda causar a sus trabajadores, vecindario y comunidad, como peligrosos, insalubres o contaminantes, molestos o inofensivos.

Señalado lo anterior, concuerdo plenamente con lo indicado por el Arquitecto, Gastón Pereira Massei, quien es gran conocedor de la materia y además cuenta con amplios conocimientos en lo relacionado a Planes Reguladores, y en el caso particular del ácido sulfúrico, se debería calificar como establecimiento industrial o de bodegaje peligroso, debido a que por su alto riesgo, puede causar daños de diversos caracteres, en un radio que excede sus limites de sus propio predio. Por lo demás ya existe un pronunciamiento del Sistema Evaluación Ambiental (SEA) sobre dicho producto.

Debemos recordar que el art. 26 de la Ordenanza del Plan Regulador Comunal, establece que en la zona Portuaria ZP, donde se desea instalar los almacenamientos de ácido sulfúrico, no se permite industria ni bodegas peligrosa, solo del tipo molesto e inofensivos. Entonces ¿porque continuar con una propuesta que no se puede ejecutar en ese sector? Por ahora y de acuerdo a la actual normativa debiera instalarse en la Zona Extensión Urbana 7, productiva Intercomunal, Subzona ZEUP 2 o buscar otra solución, como considerar la construcción de un nuevo sector, específicamente para todas aquellas materias primas peligrosas al interior de la zona portuaria, donde Epsa o empresa privada puedan participar, pero ello, significaría realizar en serio una modificación al actual PRC.

Por otra parte, Observamos con estupor como para sentarse a conversar se ofrecen millones de pesos para ser parte de una fundación a los dirigentes sociales ¿Cuánto vale la conciencia? A mi juicio no tiene precio, Si sumamos a esto una serie permanente de promesas y conflictos como, el cierre de la playa de LLolleo, una ciudad además con un alto índice de cesantía, con un nivel educacional de mala calidad donde además se reinvierten recursos educacionales dirigidos a los más pobres, etc ¿No creen que es legítimo que se pierdan la confianza? Todos tenemos interés en propender a mejorar la calidad de vida de nuestros ciudadanos quizás sería recomendable también recuperar la capacidad de oír a todos aquellos que creemos que con voluntad y compromiso real se pueda recuperar los valores perdidos.

Jorge Valdebenito A
Sociólogo
Asesor Ambiental

Salir