¿PROGRESO? (Ramón Acuña Carrasco).

El progreso que conocemos arrastra consigo un feo acompañante imposible de ocultar. Congestión vehicular y consiguiente acumulación de gases de motores, residuos particulados de graneles minerales y vegetales, tránsito de corrosivos y fecas contaminando el aire que respiramos. En los años 80, agredidos por la pestilencia de las pesqueras preguntábamos: “Y los filtros. ¿Cuándo?”. El vendaval de la historia barrió esas industrias y con ellas la muy débil intención de reducir sus emanaciones contaminantes y la ninguna voluntad ambiental de obligar a las infractoras a cumplir las exigencias de su manejo.

La retrospectiva de los años vividos por aquí confirman que somos una larga y angosta faja de improvisaciones y hechos consumados. Y que la permisividad de siempre abre la ciudad a la fragancia de emplastos decimonónicos generados por el ácido sulfúrico y a la pestilencia de gallinero viejo proveniente de los insólitos depósitos que “el progreso” emplazó a pasos del centro administrativo de la comuna.

Las partículas en suspensión de las dunas de “chips” las podrás aspirar de tus muebles y quitar de los automóviles, pero, no podrás hacer lo mismo con bronquios y pulmones, tampoco deshacerte de la inhalación de gas de motores, especialmente, cuando duermes. El crecimiento acelerado del puerto y la proliferación de servicios accesorios que va arrastrando , exigen un severo control que dé término al “dejar hacer, dejar pasar” entendido como bienvenida a inversiones, que, a poco andar, se convierten en pesadilla, deteriorando tu calidad de vida y la pérdida de plusvalía de los bienes adquiridos. De no ser posible un golpe de timón en esta materia, sería un deber otorgarle la razón post mortem al arquitecto Víctor Morán cuando propugnaba un trazado hacia las tierras altas para ir a la refundación de la ciudad de San Antonio. Y reconocer que no tenemos una visión de futuro conocida.

El arribo del Metrotren de Santiago a Melipilla daría al Litoral Central el perfil de un gran dormitorio de insospechadas proyecciones, lejos de las golondrinadas conocidas. ¿Por qué no solidarizar con Melipilla en su intento? ¿Y explorar caminos hacia una Región Verdiazul? En los inicios de este siglo cualquier iniciativa puede ser. Al parecer, todas, menos una, prohibir la circulación de transportes de carga por el puente de Llolleo y alrededores.

Y recuperar aire limpio. Hay formas inmediatas de hacerlo.

Digo yo.

Julio.2012.


Fotografia publicada en "El Mercurio" ......................................................Fotografía publicada en "El Líder"


ALMACENAMIENTOS PELIGROSOS: PROHIBIDOS EN ZONA URBANA DE SAN ANTONIO

ARQTO. GASTON PEREIRA MASSEI

Los sanantoninos estamos siendo testigos del interés de empresas públicas y privadas por instalar, dentro de la zona urbana de San Antonio, centros de acopio de acido sulfúrico y asfalto, con entrada y salida a la zona a través de actividades portuarias. Ambos productos, el acido sulfúrico y el asfalto, están declarados peligrosos para la salud de las personas, comunidades y vecindario.

Ante esta situación y para conocimiento de los ciudadanos, es conveniente analizar las normativas vigentes que sobre las industrias y almacenamientos peligrosos establecen las herramientas de planificación territorial.

El Plan Regulador Intercomunal Satélite Borde Costero Sur, correspondiente a los territorios de las comunas de Algarrobo, El Quisco, El Tabo, Cartagena y San Antonio, de la Provincia de San Antonio y aprobado por Resolución Nº31-5 afecta del Consejo Regional de la V. Región Valparaíso con fecha 27 de Febrero de 2006, en dos artículos pertinentes indica lo siguiente:

Art. 2.3.: Las disposiciones del Plan Intercomunal deberán cumplirse obligatoriamente en los instrumentos de planificación local tanto de las comunas existentes como de las que puedan crearse a futuro en los territorios comunales respectivos.

Art. 3.9.: Para la aplicación del Plan Intercomunal las actividades económicas y/o productivas de carácter industrial u otras, estarán sujetas a la calificación hecha para estos efectos por el artículo 4.14.2. de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones, en consideración a los riesgos que su funcionamiento pueda causar a sus trabajadores, vecindario y comunidad.

Dicho artículo 4.14.2. de la Ordenanza General , establece lo siguiente:

“Los establecimientos industriales o de bodegaje serán calificados caso a caso por la Seremi de Salud respectiva, en consideración a los riesgos que su funcionamiento pueda causar a sus trabajadores, vecindario y comunidad”, como peligrosos, insalubres o contaminantes, molestos o inofensivos".

Para los casos que nos preocupa, se califica como establecimiento industrial o de bodegaje peligroso, el que por el alto riesgo potencial permanente y por la índole eminentemente peligrosa, explosiva o nociva de sus procesos, materias primas, productos intermedios o finales o acopio de los mismos, pueden llegar a causar daño de carácter catastrófico para la salud o la propiedad, en un radio que excede los límites del propio predio. En esta situación se encuentran el almacenamiento de acido sulfúrico y de asfalto.

El art. 4.14.3. de la Ordenanza Gral. de Urbanismo y Construcción, establece que los establecimientos industriales y/o bodegaje solo podrán establecerse en los emplazamientos que determine el instrumento de planificación correspondiente.

El Art. 3.10. del Plan Intercomunal indica que las instalaciones de alto riesgo, como las que involucren radioactividad, almacenamiento de explosivos o productos inflamables, como los establecimientos industriales destinados a la fabricación, almacenamiento y/o distribución mayorista de combustibles químicos tóxicos, o residuos industriales o mineros, se consideraran siempre peligrosos, no podrán emplazarse en áreas urbanas y solo podrán hacerlo en las áreas y/o zonas de extensión urbana del Plan Intercomunal establecidas expresamente para ello.

Lo indicado es de gran importancia, pues el Plan Intercomunal estando por sobre el Plan Regulador Comunal, prohíbe expresamente que las industrias y/o bodegas peligrosas puedan instalarse en las áreas urbanas. Ambos almacenamientos previstos, de acido sulfúrico y de asfalto, pretenden localizarse en el área urbana de San Antonio, lo que está legalmente impedido en conformidad al Art. 3.10 del Plan Intercomunal.

El Artículo 5.4. del Plan Intercomunal establece que “las actividades económicas y/o productivas de carácter industrial y aquellas instalaciones de impacto similar clasificadas como peligrosas, solo podrán emplazarse en las áreas y zonas que establece la Ordenanza del Plan Intercomunal.

El Plan Intercomunal solo permite en la comuna de San Antonio fuera del área urbana, la instalación de industrias y/o bodegas del tipo peligrosos en la Zona de Extensión Urbana 7, Productiva Intercomunal, Subzona ZEUP 2, previo cumplimiento de los Artículos 4.14.1. al 4.14.16. de la Ordenanza General. La Zona ZEUP 2 se ubica al sur de la Autopista del Sol, al poniente y oriente de la prolongación de la vía productiva Malvilla, entre la Autopista del Sol y Sector Lo Gallardo.

El Art. 26 de la Ordenanza del Plan Regulador Comunal, establece que en la Zona Portuaria , ZP, ubicada en área urbana de San Antonio donde se desea instalar los almacenamientos de acido sulfúrico, no se permiten industrias ni bodegas peligrosas, solo del tipo molestos e inofensivos.

La Zona donde se desea almacenar asfalto está destinada a Área Verde, es de propiedad de EPSA, declarada de uso público, sin ser bien nacional de uso público pues no ha sido expropiada, transferida ni adquirida por la Municipalidad de San Antonio. Por estar en zona urbana no es posible el almacenamiento de asfalto considerado peligroso. Su vocación lógica es la de área recreacional, turística y/o de esparcimiento.

Es necesario y altamente conveniente, que la ciudadanía conozca las normativas que rigen el uso de suelo y fijan las características de edificación en cada zona de la ciudad, las que por lo demás han contado con la participación ciudadana en el proceso aprobatorio de las herramientas de planificación territorial, como es el Plan Regulador de San Antonio.

Corresponde a la Municipalidad de San Antonio, a través de la Dirección de Obras Municipales, a la Seremi de Vivienda, a la Seremi de Salud y a Conama, hacer cumplir la normativa vigente y cautelar el respeto por el medio ambiente.

No es aceptable que empresas privadas y menos empresas públicas, pretendan pasar por sobre la legislación vigente, menoscabando los derechos, calidad de vida y dignidad de las generaciones actuales y futuras de sanantoninos.

San Antonio, Junio del 2012


San Antonio 14 Junio 2012.

DECLARACION PUBLICA

La Agrupación de Desarrollo de Llolleo, desea manifestar a la comunidad en general, un rotundo rechazo al proyecto que presentara Codelco División El Teniente, en el mes de Marzo del presente año, en la localidad de San Juan, dado los siguientes motivos.

1.- Quienes participamos de organizaciones sociales sin fines de lucro y buscamos el desarrollo colectivo a través de propuestas, programas y proyectos sustentables, en el tiempo y fruto de esas acciones obtener una mejor calidad de vida de los habitantes en general, consideramos la democracia como un elemento central para las toma de decisión. Al respecto, Codelco División El Teniente a través de un documento oficial denominado Protocolo de Acuerdo, el cual es firmado por don Flavio Angelini Macrobio Gerente de Sustentabilidad de dicha empresa estatal en el punto 1 “Impone un lugar que no fue aprobado por los asistentes a la convocatoria del mes de Marzo” hecho que no es aceptable bajo ningún termino.

2.- La propuesta que realiza actualmente Codelco indica un sitio colindante al recientemente rechazado, es decir, de acuerdo a la documentación que existe en Conama Regional hoy SEA, se registra la Resolución Exenta Nº 125 de Julio 2011 que dicha ubicación y el proyecto en general no era el mas adecuado, siendo retirado el proyecto del sistema de evaluación a través de nota oficial de Codelco y ratificada por Resolución Exenta Nº 49 Marzo 2012 de Conama. En consecuencia y considerando que la propuesta de este proyecto es similar o igual al anterior, donde se almacenarán un total de 40.000 toneladas de ácido sulfúrico, en las cercanías de la zona habitacional es imposible su proyección, dado que no ofrece sustentabilidad a los habitantes de la comuna en general.

3.- De acuerdo al actual Plan Regulador Comunal, la zona donde se pretende instalar dichos estanques corresponde a zona portuaria (ZP) la que permite los siguientes usos : Equipamiento portuario ; actividades productivas del tipo industrias pesqueras y sus instalaciones complementarias, propias del proceso de transferencia, manipulación y almacenamiento de carga; servicios complementarios al proceso de transferencia, manipulación y almacenamiento de carga; pesca artesanal sólo en el sector del muelle Molito; almacenamientos molestos ; almacenamientos inofensivos ; talleres artesanales inofensivos; talleres artesanales molestos ; equipamiento comercial del tipo estaciones de servicio automotor, centros de servicio automotor o talleres mecánicos, sólo fuera del área portuaria primaria, respetando el artículo 16 de la presente Ordenanza Local; infraestructura de transporte del tipo t erminales externos , terminales de vehículos , estaciones de intercambio modal , recintos y playas de estacionamientos, sólo fuera del área portuaria primaria, respetando el artículo 10 y 17 de la presente Ordenanza Local; y vías y estaciones ferroviarias ; infraestructura sanitaria del tipo plantas de captación, distribución o tratamiento de agua potable o de aguas servidas ; infraestructura energética del tipo centrales de generación o distribución de energía, de gas y de telecomunicaciones del tipo estaciones de telefonía celular ; plantas o instalaciones de transferencia de residuos sólidos. Pero no permite bajo ningún termino el acopio de materiales peligrosos, es importante señalar en esta declaración, que tanto Conama hoy SEA y también el Servicio de Salud señalan al ácido sulfúrico como CARGA PELIGROSA.

4.- Ante la nuevamente arremetida de esta empresa estatal por reinstalarse en las cercanías de la población, lo cual es extremadamente peligroso, recomendamos a los habitantes de Llolleo, mantenerse informados y no aceptar este tipo de instalación aunque nos ofrezcan “un aporte” de $ 820.000.000.-

Agrupación de Desarrollo de Llolleo
Jorge Alvarez Prado
Director

 

SALIR