Retrospectiva

Canto de río y de mar. ( Ramón Acuña Carrasco)

La convocatoria de la Academia de Artes “ Jorge González Bastías” del Liceo de Constitución cobró presencia los días 28, 29, 30 de Junio y 1 de Julio de 1956. Respondieron al llamado los Coros del Instituto de Educación Física de la Universidad de Chile con su Director Mario Baeza, el Coro del Puerto de San Antonio y su Director Waldo Aránguiz, el de Chillán dirigido por José del Canto, el Coro Polifónico de Temuco con la dirección de René Alvarez, el Coro de Talca y su Director Germán Sánchez, el de San Bernardo con Gustavo Morales, el Coro Juan Subercaseaux dirigido por Mario González y el Coro del Liceo de Constitución. Y con todos ellos una copiosa lluvia que no quiso perderse ni una sola nota del Festival cerrando con su entusiasmo el regreso por la carretera.

No todo fue cantar, también asambleas y acuerdos, entre ellos: a) Celebrar en Enero de 1957 las primeras jornadas para Directores de Coros con el fin de estudiar problemas de los conjuntos, conocerse mejor y plantear una acción más provechosa para la música coral chilena. La organización de este encuentro quedó a cargo del Coro del Puerto de San Antonio y de su Director Waldo Aránguiz. b) Adoptar la Revista Voces como medio de expresión de los coros allí reunidos y darla a conocer al resto de los conjuntos corales del país.

Y se fue el Festival, el del río de la barra bravía, símbolo de los obstáculos que habría que remontar tras el último canto, y en la mente y el corazón de los convocados el compromiso irrenunciable del próximo encuentro. El bus del coro san antonino volvió en tren a Talca y allí dentro el germen de la futura Federación de Coros de Chile.

Este fin de semana, en el 17º Festival Nacional de Coros de Chile, doce coros estarán cantando aquí, en el Litoral de los Poetas.

Bienvenidos.

Octubre 2010.

U M B R A L .......Walt Whitman.

Aquí estamos ante el umbral…
Hemos abierto nuestra puerta
y la luz de la lámpara alarga nuestras sombras
hasta tocar vuestro muro.
Aquí estamos, aquí,
dando voces y anhelantes.
Os traemos unas llaves
para que abráis con ellas vuestras torres
y salgáis a la calle.
Tomadlas!
¡Romped el límite del cerrojo
y la aldaba antigua!
¡Que caiga el candado y también la cerca!
No haya ahora vallado entre nosotros.

Salid, salid al umbral,
quebrad vuestro silencio,
eh, vosotros,
los de adentro!
Por qué con vuestra harina
y esta miel que os traemos
no ha de hacerse para todos
pan tierno?

Aquí tenéis las llaves
para que abráis con ellas vuestras torres
y salgáis a la calle.
Tomadlas!
Que ante el umbral estamos
esperando.

 

LA FEDERACION. (Ramón Acuña Carrasco).

Diciembre de 1956 fue un mes pródigo en espíritu de Coro. Unido a las ya tradicionales jornadas navideñas caminaba el mensaje que convocaba al Primer Congreso de Directores de Coros de Chile, aquí , frente al mar y a un horizonte que prometía grandes jornadas y objetivos al movimiento coral al que San Antonio había adherido en Noviembre de 1952.

Punto de encuentro y estadía fue el desaparecido Hotel Oriente de Llo-lleo cuyo dueño, don Manuel Lázaro, había espoleado iniciativas para la fundación del conjunto musical que daría en llamarse Coro del Puerto de San Antonio. Cien invitaciones, treinta respuestas y veinte maestros que llegaron a la meta eran capital humano suficiente para aportar al estudio del temario oficial que apuntaba hacia la creación de una Federación Coral Nacional, a publicaciones corales, a actividades corales comunes y a una coordinación del repertorio del movimiento musical en marcha. Dicen las crónicas que relatores para estas materias fueron: René Alvarez y Hugo Colima por los Coros de Temuco, Mario Baeza por el Coro del Instituto de Educación Física de la Universidad de Chile, Mario González por el Coro Juan Subercaseaux, de Santiago, René Rosales por el Coro de la Escuela Técnica Femenina Nº 2, Gustavo Morales por el Coro de San Bernardo, Waldo Aránguiz por el Coro del Puerto de San Antonio y José del Canto por el Coro de Chillán.

Entre el Jueves 3 y el Domingo 6 de Enero de 1957 una maratónica programación de actividades inició su partida en la Sala de Sesiones de la Escuela de Ingenieros de Tejas Verdes, para continuar en Punta de Tralca, en el Club de Golf de las Rocas de Santo Domingo y en los salones del Hotel Oriente de Llo-lleo. El microbús de la I. Municipalidad de San Antonio hacía los cambios de escena de tan insignes protagonistas. Hubo muchas sesiones, reuniones bailables, cocteles, onces y almuerzos ofrecidos por el Coro del Puerto de San Antonio y por los Clubes Rotarios de San Antonio y de Cartagena. Con una sesión de trabajo a las 10 de la mañana, un paseo en lancha por la bahía y un cóctel ofrecido por la I. Municipalidad de San Antonio culminó el Domingo 6 de Enero de 1957, Día de la Fundación, eligiendo el Primer Directorio de la Federación de Coros de Chile el que quedó constituido por don Mario Baeza, Presidente Nacional, don Mario González, Vicepresidente, don Waldo Aránguiz, Secretario General, y los señores Gustavo Morales, Carlos Pedemonte, José Gaete y René Rosales, Consejeros.

La propuesta convertida en desafío llamaba "al nacimiento de una revista oficial que contuviese, periódicamente, las crónicas de la marcha y vida de la Federación; estudio de una legislación coral; editorial de impresión musical; asistencia técnica a las agrupaciones del territorio; realizaciones de festivales nacionales, giras, conciertos, conferencias y, sobre todo, ánimo decidido de emprender una ruta siempre ascendente."

Sucedió en San Antonio, en el Litoral de los Poetas, hace ya cuarenta y ocho hermosos años. Estuvimos allí.

Hoy, recordamos.

SAN ANTONIO, Enero de 2005